MALEVA Y YO

07.06.2018

Maleva es dulce como la miel, suave como el algodón y robusta como un gigante es una hermosa Cimarrona.

Esta perra es mi fiel escudera, amiga de todas las horas, tiene una personalidad marcante.

Dicen que el amo manda en su mascota, pero aqui es a la inversa Maleva manda y yo obedesco sin chistar.

Hoy tenemos programas de TV, libros, veterinarios y entendidos en comportamiento animal, que orientan, educan y mucho mas de como debe ser  la educación de un animal.

Yo voy en la contra mano y no critico ni estoy en contra de todo eso, pero creo que el amor hace que sea el mejor libro de cabecera para educar un animal y hacer la convivencia diaria un placer.

Maleva nacio educada, hace sus necesidades en el lugar cierto, no es perfecta no se  relaciona con otros animales les tiene miedo, un trauma de infancia, fue mordida por otro perro y no lo supero.

Le gusta pasear por el parque y ladrarle a las palmeras, no puede ver un auto que quiere entrar, es una perra gomera.

Ya recorrió mas diez mil kilometros de camioneta, es viajada de Montevideo a Rio y viceversa.

Su alimentación de ir encontra de los veterinarios y de la industria de alimentos para animales.

Si bien come ración canina, no admite que no se la convide con lo que estamos comiendo en casa.

A la hora del desayuno se sienta a mi lado y aguarda una galletita de preferencia huntada con algo rico, hora del almuerzo lo mismo espera babando que salga algo, a la hora del té tiene que ser algo dulce tipo torta de manzana y claro a la noche se repite la historia solicita sin ceremonia que se le de su parte.

Y por ahi vamos, hay dias que me quedo mirandola y veo que es un animal humanizado, que sabe pedir lo que quiere y que sabe decir cuando no quiere.

A la hora de pasear no soy yo quien pasea a Maleva, es ella quien me pasea y decide por donde iremos y estipula el tiempo que nos ejercitaremos.

Creo piamente en la guarda responsable, un animal debe ser bien tratado y con eso quiero decir que debe su propietario darle higiene, alimentación, vacunarlo y llevarlo al veterinario no solo cuando esta enfermo y si periodicamente.

Los animales al igual que los humanos envejecen y necesitan de cuidados extras.

Por eso yo a mi dulce gigante le proporciono todo eso y todo mi amor incondicional y ella me retribuye con mucho mas de lo que le doy.

FLASHEANDO MALEVA Y YO